Encuentra tu parking

ENTRADA

SALIDA

Puedes cancelar tu reserva sin cargos hasta 24 horas antes de la entrada

ENTRADA

SALIDA

Puedes cancelar tu reserva sin cargos hasta 24 horas antes de la entrada

Vuelve a todos los artículos > Mantén tu coche a punto para volver al ruedo

06/04/2021

Mantén tu coche a punto para volver al ruedo

Que hacer después de que tu coche esté aparcado durante mucho tiempo

Ya sea porque, desde el inicio de la emergencia sanitaria, muchos de nosotros hemos estado trabajando de forma remota desde nuestras casas, o porque, por desgracia, las oportunidades de salir y hacer viajes largos siguen siendo limitadas, nuestros coches, en este periodo, podrían estar sufriendo en mayor o menor medida el "síndrome de abandono".

Aparcados y casi olvidados, los coches se encuentran en una prolongada situación de paralización que poco ayuda a su eficacia. Por ello, si no dedicamos una atención especial a su mantenimiento para evitar futuros problemas el riesgo de encontrárnoslos en malas condiciones y de que no podamos conducirlos cuando los necesitemos es muy alto.

Evita las complicaciones anticipándote a la situación.

El primer detalle al que hay que prestar atención, si no lo has hecho ya, es el estado en el que se encuentra el coche en este momento. El lugar ideal para aparcarlo es, sin duda, un aparcamiento cubierto: así se evita que quede expuesto a los agentes atmosféricos y a los cambios de temperatura que, sobre todo en esta época, siguen estando a la orden del día. Sin embargo, aunque el coche esté resguardado en el garaje, sería conveniente dotarlo de una protección adicional y, si aún no lo has hecho, cubrirlo con una funda impermeable y transpirable.

 

 Neumáticos deshinchados: ¿cómo se reparan?

Un problema frecuente que puede sufrir un coche que lleva mucho tiempo parado es el llamado "flat spotting": un término técnico que indica el aplanamiento de los neumáticos que se produce cuando el coche está parado demasiado tiempo, y que se debe a que los neumáticos "ceden" bajo el peso del coche parado.
El problema, en el mejor de los casos, se resuelve por sí solo en cuanto se reanuda la marcha, ya que el movimiento del coche y la fricción de la carretera generan un calor que permite que los neumáticos vuelvan a un estado óptimo. Sin embargo, puede ocurrir que volver a conducirlo no sea suficiente para que tus neumáticos vuelvan a la normalidad. Por esta razón, es necesario evitar este problema tratando de vaciar el coche lo máximo posible mientras que esté estacionado en aras de evitar cargar los neumáticos con mucho peso. Asimismo, también puede ser útil aumentar ligeramente la presión de hinchado, y asegurarse de que el coche está a la sombra, sobre todo si no está estacionado en el garaje. Para evitar el riesgo de pinchazos también es útil recordar que hay que mover periódicamente el coche con pequeñas maniobras para que el peso de este no recaiga siempre sobre la misma parte del neumático.

 

Revisión completa

No te olvides de mover el coche con regularidad para no correr el riesgo de que se quede sin batería: sería una sorpresa desagradable quedarse tirado en el momento en que se puede conducir libremente.

También es de suma importancia prestar atención a los niveles de los líquidos: el aceite, el líquido de transmisión, el líquido de frenos y el de la dirección asistida deben revisarse según el manual de instrucciones, al igual que el refrigerante y el líquido del parabrisas. Si vives en un lugar donde las temperaturas, incluso en esta época, pueden ser muy frías, es conveniente elegir un producto que no se congele a bajas temperaturas. En cuanto a la gasolina, se recomienda que, cuando se vuelva a poner el vehículo en marcha se rellene el depósito de gasolina con el mejor combustible para compensar los posibles problemas (consumo excesivo y pérdida de rendimiento) causados por el combustible "envejecido" que permaneció en el depósito durante el tiempo de estacionamiento obligatorio.

Aprovecha esta revisión completa del coche para fijarte en los pequeños detalles, dedica unos minutos para inspeccionarlos minuciosamente y pon a punto tanto el interior como el exterior del vehículo.

 

Limpieza y rediseño

Otra sugerencia a tener en cuenta y que no se debe descuidar, teniendo en cuenta el momento crítico en el que todavía nos encontramos, es una buena limpieza e higienización del coche, especialmente del interior del mismo -desde el asiento, al salpicadero, pasando por las puertas- que se debe realizar estrictamente equipado con guantes y utilizando un buen producto higienizante: ¡tu salud y la de tus pasajeros te lo agradecerán!

Una última idea, tal vez menos práctica, pero muy divertida, es aprovechar el tiempo en que el coche está parado para hacerle un pequeño lavado de cara y permitirte el lujo de ponerlo a tu gusto y equiparlo con accesorios que puedan hacerlo más bonito y funcional: nuevas fundas para los asientos si las que tienes en este momento están un poco desgastadas, alfombrillas brillantes, bolsillos para el maletero, pero también sensores ultrasónicos para aparcar.

Por último, para un cambio de imagen radical, te recordamos que, si eres una persona atrevida, en Internet ya puedes comprar accesorios que te permitirán revolucionar el aspecto de cualquier coche: ¡desde láminas y revestimientos exteriores e interiores hasta volantes y pedales deportivos!

HAZTE UNA CUENTA
GESTIONAR TU RESERVA SERÁ
MÁS FÁCIL Y RÁPIDO
Accede a nuestras increíbles ofertas
Ahorra tiempo
Ahora puedes modificar y descargar en cada momento tus reservas